@MaibortPetit: Lenín Moreno, el candidato a la presidencia de Ecuador signado por...

@MaibortPetit: Lenín Moreno, el candidato a la presidencia de Ecuador signado por la corrupción

196
0
COMPARTIR

Ecuador se la juega el próximo 19 de febrero en unas elecciones a las que el oficialismo acude con un candidato marcado por la corrupción imperante durante el gobierno de Rafael Correa del cual él fue ficha fundamental y en el cual pretendió forjarse una imagen de hombre bonachón y conciliador al amparo de una condición física que ha terminado usando como impronta de su marca personal. 

 

No pocos cuestionamientos enfrenta quien aspira a suceder a Rafael Correa en la presidencia del Ecuador por el oficialista Movimiento Alianza País y así poder mantener la vigencia de la llamada Revolución Ciudadana impuesta por el actual mandatario y a la que no pocos culpan del caos que vive la nación suramericana.

Su nombre completo es Lenín Boltaire Moreno Garcés y nació en Nuevo Rocafuerte —población perteneciente a la región amazónica ecuatoriana— el 19 de marzo de 1953. Sería iluso pretender deslindarlo de responsabilidades en el actual estado de cosas que se vive en una nación donde las denuncias por corrupción abundan y el estado de la economía amenaza por descalabrar por completo el país, toda vez que ocupó la vicepresidencia en fórmula con Correa desde 2007 a 2013.

Sin embargo, esa ha sido la pretensión del oficialismo ecuatoriano, que ante la baja credibilidad que la gestión de Correa exhibe, carcomida principalmente por el flagelo de la corrupción, han querido investir a Moreno de una imagen de personaje bonachón, solidario, tranquilo y sereno en contraste a la que ha mantenido el actual mandatario durante todo su gobierno.

Ese es el rumbo que le ha marcado la enorme maquinaria propagandística que se mueve en torno a Moreno. Se olvidan de un pequeño pero muy significativo detalle: Moreno formó parte sustancial del arbitrario ejercicio del poder que en los últimos diez años ha imperado en el Palacio de Carondelet. Olvidan también que Moreno es corresponsable de la terrible política económica y social impuesta por el correísmo, la cual ha estado caracterizada por el abuso, el totalitarismo, la corrupción, la toma del poder judicial para supeditado a las órdenes del ejecutivo, la trasgresión de las libertades y la violación de los derechos humanos.

Pero como si de un asunto ajeno se tratara, el propio candidato oficialista habla de los dos principales problemas que aquejan al Ecuador aquí referidos, léase la corrupción y la crisis económica.

En nota de Ecuador en Vivo, Moreno se pronunció sobre los escándalos de corrupción en Petroecuador y de Odebrecht y aseguró que “en Petroecuador existe un historial de corrupción de larga data, mucho antes de este gobierno” y en tal sentido propuso una “cirugía mayor” para identificar la corrupción del actual y también de anteriores gobiernos. Ver detalles aquí..

En esa misma ocasión hizo mención al endeudamiento y precisó que “con las condiciones económicas actuales, se buscará la posibilidad de conseguir deuda más barata y saldar la deuda cara”.

Su hoja de vida

Lenín Moreno está casado desde hace 40 años con Rocío González, una unión de la que nacieron tres hijas: Irina, Cristina y Carina. Es Licenciado en Administración Pública egresado de la Universidad Central del Ecuador, fue profesor de educación secundaria y luego fundó una empresa con la que se dedicó a la promoción del turismo.

Desde esta posición impulsó la creación de la Cámara de Turismo de Ecuador y fue director ejecutivo de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo. A raíz de haber sido víctima de un asalto en 1998, perdió la movilidad de sus piernas, una circunstancia que lo incentivó a tomar un papel activo en pro de los discapacitados como motivador profesional, a través de la escritura de varios libros y desde la Dirección Nacional de Discapacidades. Aunque también, según se afirma y puede observarse, ha usado tal circunstancia para lograr ascendencia en los demás y también para obtener provecho económico.

En 2006 acudió en fórmula con Rafael Correa y obtuvieron el triunfo que lo ubicó como vicepresidente de la República de Ecuador, cargo para el cual reelecto para el período 2009-2013. Al Poder Ejecutivo llega a ocupar el cargo el 15 de enero de 2007 y su salida ocurrió el 24 de mayo de 2013.

A partir de allí inicia junto a Correa la senda del autoritarismo que acabó con la institucionalidad y puso al resto de los poderes públicos al servicio del ejecutivo.

Y es que aun cuando se hizo presentar como la “cara amable” del gobierno correísta, como el conciliador, tolerante, comprensivo, como el tipo que no estuvo de acuerdo con la guerra que el mandatario entabló con los medios de comunicación, al final terminó avalando con su silencio cómplice, todas las atrocidades cometidas por Rafael Correa.

Moreno construyó un personaje, el bueno de la película, una estrategia muy bien pensada, al parecer, para recorrer la senda que hoy lo ha traído a presentarse como candidato presidencial impoluto. Incluso, se prestó para una campaña que se proponía llevarlo a Noruega para recibir el Premio Nobel de la Paz.

Su propio entorno lo acusa

Pero su gestión estuvo lejos de ser lo impecable que él y su partido han querido hacer ver.

Una de las primeras voces que se levantó en su contra provino de muy cerca del entorno gubernamental. Y es que fue el propio hermano del presidente Rafael Correa, Fabricio Correa, quien acusó en 2009 al gobierno de su consanguíneo de serias irregularidades.

Fabricio Correa aseguró que un familiar de Lenín Moreno supuestamente sobornó a un contratista por 1,5 millones de dólares, algo que el entonces vicepresidente negó rotundamente. En razón de que no confiaba de la fiscalía, el hermano del primer mandatario presentó sus denuncias ante la Asamblea Legislativa, a quienes entregó una letra de cambio como prueba de la coima.

El denunciante precisó en aquel entonces, que Moreno le habría planteado a su pariente como “socio” de la empresa implicada cuando él compró la firma, refirió el diario El Comercio. “No le estoy haciendo daño al gobierno, le hago un bien diciéndole quiénes son los malos elementos. El que hace mal es el que no los saca”, dijo Fabricio Correa, al momento de asegurar que su hermano conocía las irregularidades cometidas en el Ministerio de Obras Públicas. Ver detalles aquí..

Corrupción petrolera

Esos no han sido los únicos señalamientos sobre irregularidades en los que se ha dicho que las manos de Lenín Moreno están manchadas, en este caso al parecer de petróleo, según investigaciones del portal Focus que hacen referencia a los contratos de servicios petroleros suscritos por el gobierno en 2012 en los campos petroleros Shushufindi/Aguarico y Libertador/Atacapi, con los consorcios (Shushufindi y Pardaliservices) liderados por las compañías Schlumberger y Sertecpet.

Para ese entonces el gobierno encabezado por Correa y Moreno anunció inversiones privadas por el orden de los US$ 1.685 millones que generarían ingresos superiores a los US$ 3.500 millones.

La realidad fue otra —revelan la investigaciones periodísticas— pues los contratos causaron pérdidas por US$ 216 millones, al tiempo que los consorcios favorecidos con los contratos se embolsillaron US$ 7.000 millones.

Sertecpet es una empresa propiedad de Eduardo López, exministro de Hidrocarburos del gobierno de Lucio Gutiérrez, que se coronó en la gestión de Correa de Moreno con la firma del contrato del campo Libertador. La empresa que años anteriores tenía un modesto desempeño, ahora lograba un jugoso contrato. Lo curioso del caso es que como uno de sus gerentes figuraba el hermano del vicepresidente ecuatoriano, Edwin Moreno Garcés, el mismo que ahora coordina la campaña electoral del oficialismo.

La empresa Sertecpet dice en su página web que trabaja con más de 40 compañías de 14 países, pero el análisis de sus números revela que 88,89 por ciento de sus ingresos provienen de la venta de servicios y equipos a los campos petroleros de Petroecuador.

Los contratos se negociaron de la mano de Jorge Glas, para entonces ministro de Sectores Estratégicos y del ministro de Hidrocarburos, Wilson Pastor Morris, así como del viceministro de Sectores Estratégico, Rafael Poveda Bonilla. Por Petroecuador suscribió su presidente para la fecha, Marco Calvopiña, quien en la actualidad está encarcelado por corrupción.

“Cinco años después de vigencia de los contratos, los resultados económicos son escalofriantes: Desde el año 2015, los campos generan pérdidas para el Estado y la proyección con los nuevos precios del petróleo durante los próximos 15 años advierte un panorama desolador.

Estos contratos dejarían ingresos únicamente para las empresas contratistas por más de USD 7.000 millones y una pérdida acumulada para el Ecuador de alrededor de USD 216 millones” , refiere la investigación de Focus.

Contratos en favor del yerno de Moreno

La mano de Lenín Moreno sigue teniendo largo alcance aún ya fuera del poder, algo que deja ver el hecho de que una empresa propiedad de su yerno ganó un contrato del Ministerio del Interior por USD 1.600.000 para limpiar las unidades de Policía Comunitaria de Guayaquil.

En 2015, Juan Enrique Rodríguez Malo, esposo de Cristina Moreno González e ingeniero agrónomo graduado en Costa Rica, participó como persona natural en un concurso en el Ministerio del Interior para el servicio de limpieza y mantenimiento de las Unidades de Policía Comunitaria que comprenden la zona 8 de la provincia del Guayas.

El marido de la hija de Moreno se hizo adjudicatario del contrato por US$ 1,510.740, sin incluir el IVA, aun por encima de una empresa con experiencia, Interiores KLC S.A, que también compitió para ejecutar la obra.

“El contrato se firmó el 24 de septiembre de 2015, a partir de cuya fecha corría el tiempo de ejecución por 10 meses o 300 días. En total, se trataba de limpiar, realizar mantenimiento, desinfectar, fumigar para evitar la presencia de roedores, desodorizar ambientes y hasta dotar de botellones con agua en 178 Unidades de la Policía Comunitaria en Guayas.

Con el detalle que las UPC nuevas tenían ventaja: en estas instalaciones el servicio de limpieza integral era diario; en las antiguas, tres veces por semana. En teoría, el contrato ya cumplió su tiempo de ejecución. En teoría, el Estado debería destinar otros USD 1,6 millones para limpiar durante diez meses más las Unidades de Policía Comunitaria del Guayas. En teoría, el yerno de Lenin Moreno Garcés, podría volver a ganar. Si le interesa” , reseña la nota sobre el caso de Focus..

Candidatura presidencial

Cuando Rafael Correa desistió de la reelección en 2015, se empezó a barajar el nombre de Lenín Moreno como posible abanderado por el oficialista Alianza País a los comicios del 19 de febrero de 2017.

Fue el 1° de octubre, cuando la Convención Nacional de Alianza País, anunció la candidatura presidencial de Lenín Moreno con Jorge Glas —actual vicepresidente— como compañero en la fórmula que aspira darle continuidad a la Revolución Ciudadana instaurada por Correa. Cabe destacar que Glas también ha sido objeto de fuertes acusaciones por corrupción, al estar su nombre involucrado en sonados casos como el de la Refinería de Esmeraldas, el proceso penal por asociación ilícita por supuestos sobornos en el concurso para asignar frecuencias, el caso Tomislav Topic a quien habría entregado contratos para instalar fibra óptica en el país, así como también el caso del diario La Estrella de Panamá que señala la existencia de un informe de las autoridades panameñas que lo involucra. Ver detalles..

Tan grave se dibujó el panorama que hubo un momento en el que insistentemente corrió el rumor de que reemplazarían a Glas por José Francisco Cevallos.

La discapacidad como “marca personal”

Por su condición, el gobierno de Rafael Correa depositó en Lenín Moreno la responsabilidad de dirigir programas que supuestamente trabajan en beneficio de las personas discapacitadas, a saber, la Misión Solidaria “Manuela Espejo” destinada a localizar, conocer y atender a todas las personas con algún tipo de discapacidad en Ecuador; y el Programa “Joaquín Gallegos Lara”, encargado de otorgar una asignación económica a las personas con discapacidad severa, de tal manera que puedan contratar los servicios de cuidadores.

Y por cruel que pueda escucharse la afirmación, pareciera que Moreno ha sabido sacarle provecho a esta condición adquirida de manera trágica y la ha convertido en la impronta que distingue a lo que, sin duda, ha pasado a ser una “personal branding” o marca personal.

Y es que los referidos programas sociales no han dejado de ser objeto de críticas y de acusaciones de corrupción en su seno. Por ejemplo, una denuncia señala que el gobierno de Correa a través del Decreto N° 16 condicionó a la Organizaciones No Gubernamentales internacionales a donar sillas de rueda y prótesis a la Misión “Manuela Espejo”, para luego hacer ver que tales actos benéficos eran producto de la gestión de Lenín Moreno.

Asimismo, la ayuda a los discapacitados estaría sujeta a que los beneficiarios se afilien al partido oficialista Alianza País. Del mismo modo, se acusa la manipulación de las cifras oficiales en el exterior, respecto a la gestión del gobierno en materia de discapacidad. Fuente original..

En la actual campaña electoral, no pocas veces se ha querido usar esta imagen y la supuesta gestión a favor de los discapacitados que Moreno habría tenido durante gestión como vicepresidente, para impulsarlo como candidato a la primera magistratura.

El portal Focus denuncia la realización de eventos con fondos públicos en los que se “pregona, con Lenin, que las personas con discapacidad deben ser militantes activos de la política impúdica que los condena a la eterna incapacidad, que los sentencia a vivir de la caridad y la dádiva”. Leer aquí.

Labor social de alto costo Otro caso que relacionado con este asunto y que se convirtió en un nuevo escándalo sobre la gestión de Rafael Correa es el relacionado con la designación de Moreno como Enviado Especial sobre Discapacidad y Accesibilidad por parte de ONU.

Todo tuvo su origen en una visita que para el momento el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dispensó al Ecuador y durante la cual felicitó a Lenin Moreno por sus acciones en favor de los discapacitados. Cuando Moreno decidió no postularse a la reelección para la Vicepresidencia, Ki-moon —en diciembre de 2013— hizo la designación.

El secretario general de la ONU elogió la labor de Moreno en favor de los discapacitados desde su alta investidura en el Poder Ejecutivo ecuatoriano y desde el Comité de la Organización de Estados Americanos, OEA, para la eliminación de todas las formas de discriminación con las personas con discapacidades donde también se desempeñó. Pulse aquí.

Hasta allí todo estaría bien y habría resultado una cuestión altamente honorable si no hubiera sido por el hecho que el desempeño de Moreno en Ginebra en tal actividad significó una erogación para el estado ecuatoriano de US$1’600.000 anuales, según reveló una investigación de la Fundación Mil Hojas cuyo portal — milhojas.is— fue censurado pero que citamos aquí a través de una reproducción que de la misma hizo la página Ecuador en Vivo.

Tal cantidad —los citados US$1’600.000 anuales— o una superior, fue exigida por Moreno como lo revela una comunicación firmada por él dirigida al ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana de la República del Ecuador para la fecha, Ricardo Patiño.

Lenín Moreno pidió que el Estado le desembolsara $1’600.000 anuales para su estadía en Ginebra, mientras ocupaba el cargo honorífico de enviado especial de la ONU para discapacidad y accesibilidad.

En la misiva dirigida al ministro Patiño, luego de exponerle su designación por parte del máximo representante de la ONU, Lenin Moreno le refiere que “tomando en cuenta que la labor que desempeñará la Oficina del Enviado Especial contribuirá a fortalecer las relaciones internacionales para la construcción de un mundo más justo y solidario, y siendo este un tema prioritario para el Estado ecuatoriano, solicito a usted se sirva considerar una asignación no menor a USD 1‘600.000 dólares anuales, para el funcionamiento de la oficina, el desempeño de mis funciones como Enviado especial y la elaboración de proyectos base, conforme a lo estipulado en el Decreto Ejecutivo N° 340”. Detalles..

Aunque hasta el momento no hay certeza de cuánto terminó cobrando Moreno por sus funciones en Ginebra, la Fundación Mil hojas logró establecer que entre los años 2015 y 2016, el ex vicepresidente ecuatoriano recibió USD$1’066.666,33 por sus labor en la ONU.

Para que Moreno pudiera cobrar tal cantidad, el presidente Rafael Correa emitió el 21 de mayo de 2014 el citado Decreto Ejecutivo 340 con el que modificó una ley que impedía que el Estado entregue donaciones. Es decir, Correa emitió un decreto a la medida de Lenín Moreno, de tal manera que su antiguo compañero de fórmula pudiera cobrar por un cargo en el exterior que no es financiado por Naciones Unidas y que tampoco figura como un cargo administrativo en la administración ecuatoriana.

La solicitud de Moreno fue aprobada diez días después, específicamente el 3 de junio de 2014, por la Cancillería de Ecuador la cual solicitó al Ministerio de Finanzas que se encarara de las diligencias para efectuar los pagos.

El 4 de junio el titular de Finanzas, Fausto Herrera informó al embajador Leonardo Arízaga, canciller subrogante, que ese despacho “certifica que asignará en el vigente presupuesto del Ministerio de Relaciones Exteriores el valor de USD$ 1,600.00 para el cumplimiento del pedido formulado…”Aquí hay más detalles..

Lo cierto es que se habrían cometido varias irregularidades con este caso, toda vez que al no ser Moreno empleado de la Cancillería, mal podía pagarle el gobierno de Correa un salario sin incurrir en una desviación de fondos . Además, se determinó que no había necesidad de que Lenín Moreno tuviera que trasladarse a vivir en Ginebra, puesto que ningún Enviado Especial de la ONU tiene oficina en esa ciudad.

La “loable misión” de Lenín Moreno en Ginebra obtenía así más de millón y medio de dólares que no se sabe si sirvieron para beneficiar a los discapacitados del mundo a solamente a su persona.

La Contraloría General del Estado inició una investigación para establecer la legalidad o no de los pagos recibidos por Moreno, pero hasta la fecha no ha habido pronunciamiento al respecto.

Cuestión de familia

Pero no solamente Lenín Moreno habría disfrutado de las mieles de vivir en Ginebra ejerciendo un cargo que, incluso, se dice que le fue otorgado no por iniciativa de Ban Ki-moon sino por haber sido propuesto por el gobierno de Rafael Correa.

“La idea provino de Ecuador. Y personalmente, la presentó el entonces Canciller Ricardo Patiño en la reunión de Alto Nivel sobre las Personas con Discapacidad y Desarrollo que tuvo lugar en el marco del 68º periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU, en septiembre de 2013” , señala Ecuador en Vivo en reproducción de nota de Focus. Fuente original,

A Ginebra Lenín Moreno no llegó solo, sino acompañado de su esposa y su hija Irina Moreno González, quien también se coronó con un cargo en la cancillería ecuatoriana a sólo tres meses de que su padre fuera designado como enviado del secretario general de la ONU.

Irina Moreno fue designada por Patiño como Consejera del Servicio Exterior en la representación permanente de Ecuador en la sede de la ONU en Suiza. Por tales funciones se le asignó un sueldo de 7 mil dólares mensuales.

El legislador Ramiro Aguilar dijo que “esto resulta un combo familiar pagado con recursos del Estado”, al tiempo que agregó que el nombramiento de la hija de Moreno le cuesta al estado ecuatoriano 300 mil dólares anuales, un monto que se incrementa al medio millón de dólares cuando se le adicionan otros gastos .

No paga impuestos

Alrededor de Moreno las denuncias por corrupción e irregularidades van y vienen, esta vez al conocerse que durante el año 2015, periodo en el que cumplió funciones en Ginebra, no pagó el Impuesto a la Renta pese a erogar un sueldo vitalicio por su carácter de ex-gobernante y por el hecho de que el estado ecuatoriano le canceló el sueldo por sus funciones en la capital suiza.

Por denunciar este hecho, la cuenta en la red social Twitter del periodista Bernardo Abad fue bloqueada, tan pronto publicó en la misma esta irregularidad. Una inexplicable situación toda vez que se trata de información pública que se puede certificar en la página web del Servicio de Rentas Internas, SRI, donde además se puede verificar que en 2013 Moreno había cancelado por concepto de impuesto a la renta, la cantidad de US$27.980.

La Fundación Eventa Entre cielo y tierra no hay nada oculto, reza el refrán popular. Así ocurrió con la Fundación Eventa creada por Lenín Moreno y dirigida por su esposa. Una institución que según el candidato presidencial protege a niños abandonados con HIV y ayuda a “los ancianitos”.

Por cierto, no pocas veces Rafael Correa ha cuestionado la caridad privada al considerarla asistencialista, pero en esta ocasión, al parecer, no aplica, puesto que se trata del candidato a sucederle. Pues resulta que las redes sociales sacaron a la luz que los ingresos de esta fundación provienen de entidades públicas y privadas, por las charlas motivacionales que Moreno dicta desde hace varios años.

El asunto “se hizo tendencia en redes sociales luego de la publicación de un documento que ponía en evidencia el pago por 10 mil dólares hecho por el Cuerpo de Bomberos de Quito en el 2013, por una conferencia que Moreno dio bajo el título de ‘Ser amable es fácil, divertido y productivo’” , refiere el portal 4Pelagatos.com.

La concejal de Cuenca, Dora Ordóñez, del Movimiento Participa, también se hizo eco de estas denuncias y acusó a Moreno por tráfico de influencias y corrupción. “Hay que decir la cantidad de dinero, de recursos públicos que se han destinado a la fundación Eventa.Tenemos las certificaciones de quienes son los representantes de esta fundación, la esposa, la cuñada y la hija; los contratos no son sólo en Cuenca sino en otras partes del país, es el caso de la Policía Metropolitana de Quito, por 11.200 dólares en septiembre de 2013; también con Agencia Metropolitana de Tránsito, por 33.600 dólares, es decir en esa época siendo embajador, el actual candidato Lenin Moreno dio charlas para que se beneficien económicamente sus familiares”, reseña El Mercurio.

A Moreno no le quedó otro remedio que asegurar que revelaría toda la información acerca de la labor y financiamiento de dicha fundación, hecho que hasta el momento no ha sucedido. Tic tac Entretanto, las horas pasan, los días transcurren y cada vez más se acerca la fecha en que los ecuatorianos deberán decidir el destino del país suramericano. No pocos advierten que un eventual triunfo de Lenín Moreno sólo representaría la continuidad del correísmo y sus atropellos, pues al abanderado de Alianza País se le señala como un títere de Rafael Correa.

“Él no tiene idea de economía, dice lo mismo que el presidente Correa y ahí se ha derrumbado. Aun así, es el más fuerte candidato a la presidencia de la República de Ecuador” , advierte Carlos Jijón, periodista y director del portal larepublica.com.ec en una entrevista a El Político.

Jijón se aventura a lanzar un afirmación que no deja de ser inquietante: “Hay una teoría que refiere que Lenín Moreno ganaría las elecciones, y después asumiría la presidencia Jorge Glass, si Moreno se declara incapacitado para gobernar.

De cualquier manera, si gana Lenin Moreno, mucha gente cree que quien seguirá gobernando es Rafael Correa”. Queda, esperar los resultados del próximo 19 de febrero cuando quienes acudan a las urnas decidan acerca si dejan su destino en manos de este candidato que Correa insiste en defender argumentando que todas las acusaciones en su contra tienen por objeto “manchar a un hombre sin manchas […] pero fracasarán”. El pueblo ecuatoriano tendrá la última palabra.

Maibort Petit/@maibortpetit

NO HAY COMENTARIOS